The Troubles: los nuevos problemas en Irlanda

El 12 de agosto de 1969 residentes del barrio católico de Bogside se enfrentaron a la policía en protesta por la manifestación unionista que allí se celebraba. La Batalla de Bogside duró dos días y acabó con más de mil heridos y con la creación de un área autoproclamada autónoma controlada por los nacionalistas irlandeses, el famoso Free Derry. En el mismo barrio el 30 de enero de 1972 se celebró una manifestación pacífica por los derechos civiles de los católicos norirlandeses. Paracaidistas británicos dispararon indiscriminadamente a los manifestantes matando a 14 personas. Del llamado Domingo Sangriento el grupo irlandés U2 compuso una de sus canciones más conocidas, Sunday Bloody Sunday. Y es que hablar del conflicto de Irlanda del Norte, The Troubles (Los Problemas), es hablar de Londonderry, o Derry, como prefieren los católicos republicanos irlandeses, mayoría en la ciudad.

Derry ha vuelto a ser noticia internacional por el asesinato de la periodista Lyra McKee durante los disturbios del pasado jueves entre la policía y el Nuevo IRA, escisión del antiguo grupo armado republicano irlandés.

Graffiti en el mural de Free Derry (Imagen: Irish Independent)

El Servicio Policial de Irlanda del Norte (PSNI) llevó a cabo redadas en Derry la noche del 18 de abril buscando munición por un posible ataque durante el fin de semana de Pascua, día en que los republicanos irlandeses conmemoran la revuelta del Levantamiento de Pascua de 1916 contra el dominio británico que sentó las bases de la independencia irlandesa. El Nuevo IRA ya había provocado distintos incidentes en los meses anteriores. En enero detonaron un coche bomba sin heridos en el centro de Derry y un mes después miembros del IRA dispararon a dos hombres, también en Derry. Esta escisión es contraria a los Acuerdos de Viernes Santo que en 1998 acabaron con la violencia en el norte de Irlanda.

Se cree que los disturbios del pasado Jueves Santo en el barrio de Creggan fueron incitados por el Nuevo IRA. El subinspector Stephen Martin explicó que los grupos allí concentrados lanzaron unos 50 cócteles molotov contra la policía y dos vehículos policiales fueron quemados. Mientras los disturbios se agravaban, un encapuchado irrumpió entre los policías y empezó a disparar con una pistola. »Había mucha gente joven, y hasta niños, en plena calle cuando el pistolero enmascarado comenzó a disparar». Así lo relató Leona O’Neill, del Belfast Telegraph. Lyra McKee, reconocida periodista de investigación, se encontraba cerca de los coches de policía cuando fue herida gravemente. Fue trasladada al hospital dónde finalmente falleció. Minutos antes de ser tiroteada, McKee tuiteó: »Derry esta noche, una locura total».

Imágenes de los disturbios en Creggan, Derry (La Vanguardia)

La policía norirlandesa, que ha calificado el incidente de acto terrorista, detuvo a dos adolescentes de 18 y 19 años acusados del asesinato de la joven de 29 años. Lyra McKee era una periodista de investigación natural de Belfast que se dio a conocer con el articulo Carta a mi yo de 14 años, en el que describe su experiencia como lesbiana y los desafíos del colectivo LGTBI en Belfast. Trabajó en distintos medios de comunicación y se especializó en las consecuencias del conflicto norirlandés.

Los partidos políticos irlandeses y británicos han condenado los echos, desde el Sinn Féin hasta el Partido Unionista del Úlster, pasando por la primera ministra británica Theresa May y el presidente de Irlanda Michael D. Higgins.

El Brexit está creando incertidumbre en Irlanda del Norte. La posible salida de la Unión Europea sin un acuerdo puede crear una frontera dura entre las dos Irlandas. La frágil paz puede romperse por esta razón y por la polarización de la sociedad norirlandesa, que aún está dividida en barrios católicos y protestantes. El Nuevo IRA ha aprovechado esta situación para aumentar su actividad. Aunque con poca importancia comparado con estos echos, un hombre fue arrestado ayer lunes en Ballyclare por lanzar bombas de pintura en una iglesia católica de la ciudad. La policía lo ha calificado de ‘acto de odio’. Esto demuestra que el conflicto puede revivir. Cuando protestantes mataban a un católico, los católicos mataban a un protestante. Estas reacciones pueden romper la paz en el norte de Irlanda y el Brexit es el culpable de la situación actual. Los políticos británicos e irlandeses deben ser inteligentes y no dejar de lado que en Irlanda del Norte no sólo se juegan su permanencia en el espacio económico europeo.

Rest In Peace Lyra McKee
Not In Our Name

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s